La frustración en tus hijos

288

Es usual que mientras tu hijo vaya creciendo, entre los dos y cuatro años, pueda sentirse frustrado, esto debido a que encontrará sentimientos nuevos y aún no tendrá los conocimientos necesarios para manejarlos de manera adecuada, de ahí que puedan aparecer rabietas o pataletas, debido a la frustración de no saber cómo manejar lo que siente.

Su sentimiento de frustración puede aparecer en momentos que para nosotros no pueden tener mucha importancia, como cuando no queremos comprar algo que les apetece o que les gusta mucho, cuando no quieren montar en el coche, cuando tienen inapetencia o, simplemente, cuando algo no sale como ellos esperaban. 

Una manera de identificar que es frustración, puede ser a través de estos síntomas: pataleta, gritos, llanto, insultos, enfados y, en definitiva, un aumento de la agresividad. 

Sin embargo, es necesario decirle no a nuestros pequeños de vez en cuando, para eso te recomendamos darles una respuesta lógica, contextualizada y argumentada, preferiblemente si está adaptada a su nivel de entendimiento; con el tiempo, aprenderán a regularse a sí mismos y, además, les ayudará a entender que es necesario cumplir con las normas y los límites.

Para ayudar a tu pequeño a manejar la frustración, puedes ayudarle a identificar cada emoción y ponerle nombre, así aprenderá a gestionar cada una de ellas, en cuanto aparezcan. 

De igual manera, le puedes dar un abrazo a tu pequeño, o en el caso que te pida uno se lo puedes dar, esto puede ayudar a calmarlo y fortalecer tus lazos con ellos, adicionalmente, te recomendamos que ante un episodio de frustración utilices las estrategias que tienes para controlar las rabietas de tu pequeño.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Tips para ayudar a mejorar la mala letra de los niños

Algunos niños, sobre sus seis años ya muestran destrezas en su caligrafía, logrando manten…