Los modales que todo niño debe saber

1,604

Marta Ivelisse Vélez

Redactora de Pediatría y Medicina de Familia

[email protected]

Para tener un adulto de bien debes criar a tus hijos con valores y enseñarle modales y buen trato.

El éxito del ser humano no se debe medir solamente por la inteligencia académica, pertenencias materiales o reconocimientos. Y sí por sus valores, sentido de justicia, vocación de ayuda al prójimo y servicio a los mas necesitados.

Diez buenos modales que todo niño debería conocer para comportarse de forma correcta

  • Pedir «por favor»

Tanto en casa como en fuera de ella si el niño quiere algo y se lo pide a otra persona, debe saber que un «por favor» en la frase ayudará más que una imposición.

  • Decir «gracias»

Si alguien hace algo por ellos, les dan un regalo, les sirve el postre, etc. han de saber que a esta persona siempre hay que decirle gracias por ese esfuerzo, por mínimo que sea, que ha dedicado a hacer feliz al pequeño.

  • Saber reclamar la atención

Hay ocasiones en las que un niño quiere entrar en una conversación o quiere dirigirse a una persona para hacerle una pregunta, en esta ocasión los buenos modales dictan que si es un desconocido se le debe hablar de usted y que siempre mediar un «disculpe» o un «por favor, podría decirme«.

  • No reírse de los demás

En algunos momentos los niños pueden ver por la calle a alguien con un defecto físico llamativo, e incluso en algunos de sus amigos o compañeros de clase.

Los más pequeños pueden ver esta característica como algo gracioso y de lo que hacer bromas, hay que decirles que esto no es motivo de chiste y reñirles si se les escucha reírse de estos defectos.

  • Devolver la cortesía

Cuando otros adultos se dirijan al niño y les pregunten qué tal están o les digan algún cumplido, los más pequeños deben saber que deben devolver la cortesía e interesarse por el estado de la otra persona.

  • Llamar a las puertas cerradas.

Si hay una puerta cerrada, el niño debe saber que puede ser que haya otra persona detrás que la ha cerrado. Para evitar molestias, siempre se ha de llamar a la puerta para saber si un baño está ocupado por ejemplo, o para entrar en otra habitación en donde no se sabe si se tiene permiso para entrar.

  • No poner motes

En relación con el punto 4, hay veces en las que una característica de alguna persona sirve para que los niños le pongan un mote. Se debe hacer entender al niño que esto es de mala educación y que podría herir los sentimientos de la otra persona y que por supuesto, no tiene gracia alguna.

  • Pedir perdón

A veces, con el desarrollo del juego es posible que sin querer hagan daño a otros niños o que simplemente choquen con ellos corriendo, en estos casos los más pequeños deben saber pedir perdón si han sido los culpables de este accidente.

  • Siempre ayudar

Cuando alguien de la familia o del colegio requiera la ayuda del más pequeño, este siempre debe estar dispuesto a colaborar en esta tarea que se le solicita.

  • Decir hola.

Si el niño se cruza con algún conocido, ya sea amigo, familiar o vecino, lo correcto es saludarle con una sonrisa en la boca.

marta_ivelisse

Marta Ivelisse Vélez

Redactora de Pediatría y Medicina de Familia
[email protected]
Bachillerato en Comunicación Tele Radial de la Universidad de Puerto Rico

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

El síndrome de los padres ‘quemados’ por la crianza

Para hablar de padres 'quemados' queremos iniciar dándote un ejemplo. La mamá no quiere qu…