Amamantar ya no es solo cosa de madres 

Las complicaciones en el parto de April Neubauer, impidieron que pudiera lactar a su bebé justo después del nacimiento. Sin embargo, esto no impidió que su pequeña fuera alimentada, pero en esta oportunidad corrió por cuenta de Maxamilliamel padre de la niña.

Durante el proceso de parto April tuvo preclamsia y convulsionó, por lo que fue necesario realizar una cesárea de emergencia. Luego del nacimiento de la niña, la mujer tuvo otra convulsión, razón por la que tuvieron que separarlas.  

Entonces, la pequeña quedo bajo el cuidado de la enfermera que enseguida salió a presentársela a su padre. Cuando Maxamilliam vio a su hija, por instinto decidió quitarse la camisa para alzar a su bebé y vivir esa experiencia piel con piel. 

Cuenta Maximilliam a BBC que cuando la enfermera vio esta actitud de su parte me preguntó si tal vez me gustaría ponerme un pezón y hacer un amamantamiento. Como soy un gran bromista y tengo la capacidad de probar casi cualquier cosa al menos una vez, dije: ‘Seguro, por qué no'”. 

Humira – 300
Klim – 300

Para la enfermera, este fue un momento épico en su carrera profesional. Para lograr que este padre amamantara a su hija la enfermera unió por medio de un tubo una jeringa con leche de fórmula a un protector de pezones. Esta técnica se denomina “sistema de enfermería suplementario” y le permite al padre vivir esa experiencia que casi siempre queda reservada para las madres.  

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Conoce
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Calostro: la primera comida de tu bebé

Redacción Pediatría y Familia El calostro proporciona todos los nutrientes y líquidos que …