Método Pipí stop, cuidado puedes afectar la autoestima de tus niños

339

Algunos niños durante su sueño no logran controlar su orina, sin embargo, en muchas ocasiones esto no sucede por voluntad de los niños sino por una condición médica que se conoce como enuresis.

Si esta situación se está presentando en tu hogar, lo primero que debes hacer es no intentar culparlo o juzgarlo e intentar buscar la solución en equipo.

La enuresis infantil puede presentarse por diferentes factores como estreñimiento, enfermedades como la diabetes, estrés emocional, miedo o puede estar relacionada con el consumo de líquidos antes de ir a la cama.

Por ello, es importante determinar la causa, especialmente si son niños que ya han dejado el pañal hace algún tiempo y que meses o años después empiezan a orinar su cama.

Frente a este cuestionado tema, algunos padres optan por el método de Pipí stop, ubicando un sensor en la ropa interior del niño y este se activa cuando los pequeños dejan escapar algunas gotas de orina, funcionando como una especie de alarma que lo despierta para que pare la micción.

Sin embargo, mientras tu niño se acostumbra a despertar en medio de la noche por medio de un aparato y continúa viendo que sigue mojando su cama, pueden aparecer sentimientos de frustración y puede verse afectada su autoestima, pues para ellos, aunque sean pequeño no es fácil ni cómodo que los demás miembros de su familia vean que moja su cama.

Por lo que contrario a un despertar repentino, que pueda generar alarmas en toda la casa, se recomienda utilizar técnicas como las que usábamos cuando eran más pequeños, intentando hallar una hora d referencia en la que tiene la necesidad de orinar, de esta manera lo podemos despertar un poco antes, para que él por sus propios medios se dirija al baño, esto le dará seguridad y le evitará varios momentos de frustración.

Cómo puedes ayudar a tu niño

Lo primero y sin duda un aspecto fundamental es no juzgar, como te lo mencionábamos anteriormente, recuerda que tus niños son pequeños en formación y la manera como e permitas enfrentar situaciones como estas, lo van a ayudar a formarse y a solucionar otras dificultades.

Explícale a tu niño que van a encontrar juntos la solución y que no es el único al que le ocurre esto, incluso, puedes contarle algún cuento relacionado con esta temática, Redondo y Amarillo, la historia de un niño al que se le escapa la orina por las noches y se tiene que enfrentar al miedo de que el resto del colegio se entere en su primer campamento de verano es un alinda opción.

Si lo ves necesario, consulta con tu pediatra y recuérdale a tu niño que juntos irán superando cada obstáculo que se presente y que tú siempre serás su apoyo para que él lo pueda lograr.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Sentado de W: ¿debe corregirse esta postura?

Parece que fueran a romperse las caderas y las rodillas y, sin embargo, los niños no puede…