Niños y juguetes tecnológicos: seguridad en riesgo

370

Hablando de niños y juguetes tecnológicos, podríamos iniciar refiriéndonos al avance de la tecnología, la cual en la actualidad no solo se presenta para el mundo de los adultos.

Últimamente, las conexiones digitales que tenemos con el teléfono celular o tablets ahora están más accesibles para los niños a través de sus juguetes. Así es: algunos ya brindan la posibilidad de conectarse a internet a través de WiFi.

Pero esto no es todo, pues de acuerdo con la edad del niño, los nuevos juguetes además integran cámaras que permiten registrar fotos y vídeos, reproducir música o responder órdenes.

“A pesar de las múltiples opciones que traen para que el niño se divierta al modo del siglo XXI, estos dispositivos abren un importante debate sobre la protección de datos y seguridad infantil”.

Juguetes divertidos sí, seguros…no

“Los juguetes digitales son potencialmente riesgosos, afirman expertos dedicados a la Ciberseguridad”.

Por ejemplo, en Europa existe el Instituto para la Protección y Seguridad de los Ciudadanos en varios proyectos dedicados a proteger los derechos y la seguridad de los niños en tecnologías emergentes.

En este laboratorio se evalúan los juguetes que salen al mercado y averiguar cómo se almacena y comparte la información que el niño entrega a su gadget. Incluso, para estos juguetes se aplica la política del ‘menos es más‘, pues recoger menos datos protege mejor a los pequeños.

“La seguridad no es el único problema al que se enfrentan niños y niñas al manipular juguetes conectados. La privacidad es la verdadera amenaza”.

“Gracias a los sensores, los softwares de los juguetes pueden recopilar datos personales y de juego, como la conversación del niño con su muñeca”, detalló a Sinc Giovanna Mascheroni, investigadora en la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Católica del Sagrado Corazón en Milán (Italia).

¿Por qué los juguetes tecnológicos son un riesgo?

Según la científica, los padres tienen poco control sobre cómo se almacenan estos datos, con quién se comparten, cómo y para qué fines se analizan. Y es aquí cuando entra en juego la datificación: una gran parte de nuestro día a día se traduce en datos que se pueden medir, cuantificar y predecir.

Los juguetes conectados poseen sensoresmicrófonos cámaras que permiten la interacción y el intercambio de información con el niño y con otros dispositivos.

El almacenamiento de datos puede suponer un riesgo, según alerta el IS4K, porque se registra información personal, como los datos del menor y su familia, información sobre sus gustos, horarios y localización, y las imágenes grabadas.

Existen riesgos tanto a corto plazo (privacidad y seguridad, desarrollo socioemocional) como a largo plazo, con la clasificación algorítmica social. El impacto de trazar un perfil en el acceso a los recursos y oportunidades, incluyendo la educación, salud, servicios financieros, oportunidades laborales, etc.”, precisa Mascheroni.

Los niños crecen en un mundo de datos. Los padres, que compran juguetes a través de los cuales vigilar a sus hijos, se implican en prácticas de privacidad que consideran buenas. “Esta normalización de la vigilancia se ha aceptado socialmente y se considera deseable”, señala la investigadora italiana.

¿Pero realmente lo es? Para la experta, uno de los mayores riesgos es la comercialización de la vigilancia y del acceso a internet de los niños. En parte, esto se debe a que a los padres no se les ayuda de manera efectiva a gestionar la llegada de tecnología.

Los juguetes conectados fomentan un nuevo lenguaje entre la población infantil y sus muñecos, comprometiéndoles más con la tecnología a través del juego interactivo y el aprendizaje. Para Marsh, estos robots sociales incluso podrían incrementar su actividad física al obligarles a moverse y conocer ubicaciones.

En definitiva, los juguetes conectados ayudan a los niños a moldear su futuro digital. Pero todos los expertos coinciden en que los padres deben saber configurarlos de manera segura y aplicar pautas concretas para proteger al menor.

Fuente: SINC

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

ONU advierte sobre el abuso hacia los niños durante la pandemia del coronavirus

Los niños deben ser protegidos de la pedofilia y el abuso exacerbado por la crisis del COV…