Prevén y trata la sinusitis infantil

150

Los senos paranasales son espacios vacíos situados en los huesos de la cara. Cuando están sanos, producen y drenan mucosidad constantemente. Esto mantiene las vías nasales limpias. Sin embargo, algún problema subyacente puede impedir el drenaje apropiado. Esto puede ocasionar la inflamación e infección de los senos paranasales (sinusitis). La sinusitis puede ser aguda o crónica. La sinusitis aguda aparece repentinamente, a menudo después de un resfriado o una gripe. Si su hijo tiene sinusitis aguda al menos 3 veces en un año, se denomina sinusitis aguda recurrente. Si la sinusitis aguda dura más de 12 semanas, se dice que es crónica. La sinusitis crónica suele deberse a alergias o a obstrucciones físicas (bloqueos) en la nariz.

Causas

Los siguientes problemas pueden ocasionar sinusitis:

  • Infecciones de las vías respiratorias superiores. Un resfriado o gripe puede provocar la hinchazón de los senos paranasales y del recubrimiento de mucosa de la nariz. Esto bloquea la abertura del seno y permite que se acumule la mucosidad. Esta mucosidad acumulada puede infectarse con microbios (bacterias o virus).
  • Reacciones alérgicas. La sensibilidad a ciertas sustancias del ambiente, como el polen, el polvo o el moho, hace que los senos paranasales se hinchen. La hinchazón impide el drenaje de la mucosidad.
  • Obstrucciones en la nariz. La presencia de un pólipo o tabique desviado puede ocasionar sinusitis persistente. Un pólipo es un saco de tejido que se hincha, a menudo como resultado de una infección. Los pólipos pueden obstruir la diminuta abertura en la que drenan la mayoría de los senos paranasales. Pueden crecer al punto de bloquear el conducto nasal. El tabique es la pared de tejido conectivo robusto (cartílago) que divide la cavidad nasal por la mitad. Cuando está torcida (desviada), esta pared puede impedir que los senos paranasales se drenen normalmente.

¿Cuáles son los síntomas de la sinusitis?

  • Secreción espesa y descolorida que sale de la nariz
  • Congestión nasal
  • Dolor y presión alrededor de los ojos, la nariz, las mejillas o la frente
  • Dolor de cabeza
  • Tos
  • Moco espeso que gotea hacia la garganta (goteo posnasal)
  • Fiebre
  • Pérdida del olfato

¿Cómo se diagnostica la sinusitis?

El médico de su hijo le hará preguntas sobre la historia clínica de su hijo y le hará un examen físico. Le examinará los oídos, la nariz y la garganta y revisará si la zona cercana a los senos paranasales es sensible al tacto. Eso es todo lo que suele hacerse con la sinusitis aguda. 

Si su hijo tiene sinusitis aguda recurrente o crónica, es posible que necesite hacerse pruebas. En ellas se podrían buscar bacterias, alergias o pólipos. También podría necesitar hacerse radiografías o una tomografía computada. En algunos casos, es posible que deriven al niño a un médico especializado en garganta, nariz y oídos (otorrinolaringólogo). Si es así, el otorrinolaringólogo podría usar un instrumento largo y delgado parecido llamado endoscopio para examinar el interior de las aberturas sinusales.

¿Cómo se trata la sinusitis aguda?

La sinusitis aguda suele mejorar por su cuenta. Cuando esto no sucede, el médico del niño podría recetarle lo siguiente:

  • Antibióticos. Si los senos paranasales de su hijo están infectados con bacterias, le administrarán antibióticos para eliminarlas. Si después de 3 a 5 días los síntomas del niño no mejoran, es posible que el proveedor de atención médica pruebe con otro antibiótico.
  • Medicamentos para la alergia. En caso de sinusitis alérgica, los antihistamínicos y otros medicamentos para la alergia pueden reducir la hinchazón.

No use aerosoles nasales descongestivos para tratar la sinusitis. Esto puede hacer que el problema empeore.

¿Cómo se trata la sinusitis aguda recurrente?

La sinusitis aguda recurrente también se trata con antibióticos y medicamentos para la alergia. El proveedor de atención médica del niño probablemente lo derivará a un otorrinolaringólogo para que le haga pruebas y le dé tratamiento.

¿Cómo se trata la sinusitis crónica? 

El médico de su hijo podría intentar lo siguiente:

  • Derivación. El médico de su hijo quizás quiera que vea a un especialista en enfermedades de garganta, nariz y oídos.
  • Antibióticos. Su hijo podría tener que tomar antibióticos durante más tiempo. Si la causa no son bacterias, los antibióticos no serán de ayuda.
  • Medicamentos corticoesteroides inhalados. Generalmente se recetan aerosoles o gotas nasales con esteroides.
  • Otros medicamentos. Es posible que le receten aerosoles nasales con antihistamínicos y descongestivos, aerosol o gotas de agua con sal (solución salina), o mucolíticos o expectorantes (para aflojar y eliminar la mucosidad).
  • Vacunas antialérgicas (inmunoterapia). Si su hijo tiene alergias nasales, las vacunas pueden reducir la sensibilidad de su hijo a alérgenos como el polen, los ácaros del polvo o el moho.
  • Cirugía. La cirugía para la sinusitis crónica es una opción, aunque no se hace con frecuencia en los niños.

Si se recetan antibióticos

Las sinusitis bacterianas pueden tratarse con antibióticos. Para usarlos sin peligro, siga estas recomendaciones:

  • Puede llevar de 3 a 5 días que los síntomas de su hijo empiecen a mejorar. Si no ha mejorado en este lapso, llame al médico de su hijo.
  • Asegúrese de que el niño tome todo el medicamento, aunque se sienta mejor. Si no lo hace, la infección podría reaparecer.
  • Asegúrese de que su hijo tome el medicamento de la forma indicada. Por ejemplo, algunos antibióticos deben tomarse con la comida.
  • Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo o un farmacéutico sobre los efectos secundarios que podrían surgir con el medicamento, y lo que puede hacer al respecto.

Cómo cuidar al niño

Muchos niños con sinusitis mejoran con reposo y con los siguientes cuidados:

  • Líquidos. Una buena recomendación general es darles un vaso de agua o jugo cada hora o dos. Los líquidos diluyen la mucosidad y permiten que se drene más fácilmente. También ayudan a prevenir la deshidratación.
  • Lavado con agua salada. Estos lavados ayudan a mantener la humedad en los senos paranasales y la nariz. Pida instrucciones al proveedor de atención médica de su hijo o al personal de enfermería.
  • Compresas tibias. Aplique una toallita húmeda y tibia a la nariz, las mejillas y los ojos de su hijo, para aliviar el dolor facial.

Prevención de la sinusitis

Los resfriados, la gripe y las alergias pueden provocar sinusitis. Para tratar de prevenir estos problemas, haga lo siguiente:

  • Enséñele a su hijo a lavarse bien las manos con frecuencia. Es la mejor manera de prevenir la mayoría de las infecciones.
  • Asegúrese de que su hijo consuma comidas nutritivas y beba mucho líquido.
  • Mantenga a su hijo alejado de personas enfermas, especialmente en la temporada de resfriados y gripes.
  • Pregúntele al médico si el niño debe hacerse pruebas para la alergia. Tome medidas para ayudar a su hijo a evitar los alérgenos que le causan sensibilidad. El médico de su hijo puede darle más información a este respecto.
  • No deje que nadie fume cerca de su hijo.

Recomendaciones para lavarse bien las manos

Use agua corriente limpia (fría o tibia) y jabón. Haga una buena cantidad de espuma.

  • Limpie bien toda la mano, debajo de las uñas, entre los dedos y hasta las muñecas.
  • Lávese durante al menos 10 a 15 segundos (lo que dure recitar el alfabeto o cantar la canción de feliz cumpleaños). No se limite a lavar superficialmente y frótese bien.
  • Enjuáguese bien. Deje que el agua corra de los dedos hacia abajo y no hacia las muñecas.
  • Si está en un cuarto de baño público, use una toalla de papel para cerrar el grifo y abrir la puerta.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Es importante encontrar y tratar la causa subyacente de la sinusitis en los niños. En casos infrecuentes, la infección de la sinusitis puede propagarse a los ojos o el cerebro. Si su hijo tiene alergias o asma, hable con su médico sobre posibles opciones de tratamiento. También infórmele si su hijo se enferma de resfriado o gripe con más frecuencia de lo normal.

Fuente: Fairview

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Hematuria infantil: ¿por qué hay sangre en la orina de mi hijo?

Cuando los niños presentan un sangrado inusual en la orina, tiende a ser motivo de preocup…