Embarazo molar, una complicación inusual y grave

Redacción Pediatría y Familia

El embarazo molar es una complicación inusual del embarazo, pues se presenta 1 entre cada 1000 embarazos. Las mujeres afectadas requieren de un tratamiento inmediato, ya que este embarazo puede derivar en cáncer cervical. También se debe tener en cuenta que un embarazo molar necesita de varios meses para la recuperación total de la mujer.

De acuerdo con los especialistas, estos extraños embarazos se producen por una fecundación anormal. Sin embargo, no todos son iguales. Dependiendo de la anomalía que se presente, la mujer tendrá un embarazo molar completo o un embarazo molar parcial. La clasificación se determina por el número de cromosomas del embrión o masa resultante.

En un embarazo normal, el óvulo -material genético de la madre- aporta 23 cromosomas y el espermatozoide -material genético del padre-, otros 23 para un total de 46 cromosomas que definen el material genético de cada ser humano. Esta unión de cromosomas no ocurre en el embarazo molar.

Si se trata de un embarazo molar completo, el espermatozoide fecunda un óvulo vacío, es decir, sin cromosomas. Como consecuencia, el material genético de la madre desaparece o se inactiva y solamente se duplica el material genético del padre.

En un embarazo molar incompleto, el espermatozoide fecunda un óvulo con material genético pero el espermatozoide duplica su material genético. Es decir, el embrión resultante no posee los 46 cromosomas de un ser humano sano, sino que posee 69 cromosomas  haciéndolo incompatible para la vida. Por lo general esto ocurre cuando dos espermatozoides logran fecundizar el mismo óvulo.

Otra de las características de estos embarazos es que hace parte de las enfermedades trofoblásticas gestacionales, ya que el crecimiento de estas masas en el útero se deben al acelerado crecimiento de las células trofoblásticas, encargadas de formar la placenta en un embarazo normal.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Aunque esta condición es extremadamente rara, los especialistas afirman que existe un grupo de factores asociados a las probabilidades de desarrollarla.

Edad de la mujer gestante: Esta complicación ocurre con frecuencia en mujeres menores de 20 años y mayores de 45 años, edades que se consideran de alto riesgo para un embarazo.

Embarazo molar anterior: Las mujeres que han sufrido de esta complicación, no están exentas de no desarrollarla en el futuro.

– Varios abortos espontáneos

Tratamiento del embarazo molar

Usualmente, el organismo de una mujer con un embarazo molar, expulsará naturalmente el producto de esta fecundación. Se reconocen porque es una masa de tejido con forma de uva, diferente al aborto espontáneo en el que se puede reconocer a un feto formado -de acuerdo con la semana de gestación-.

Si esto no ocurre, durante una visita médica a la mujer se le realiza aspiración por raspado, dilatación y evacuación. Al ser procedimientos quirúrgicos, la paciente es anestesiada de forma general.

También se inicia una etapa de monitoreo que varía de 6 meses a un año. Durante este tiempo, los médicos se aseguran que no se produzca de nuevo un crecimiento molar, ya que en algunos casos permanecen rastros de tejido en la paciente que se siguen reproduciendo. Esto, a largo plazo, podría formar tumores y en casos agravados, un tipo de cáncer llamado coriocarcinoma.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Lo Mejor
Los comentarios están cerrados.

Lea también

El papel del padre en la educación de los hijos

La figura paterna juega un importante papel en la educación de los hijos e hijas, compleme…