Bronquitis: cuando el resfriado empeora

744
Redacción Pediatría y Familia

Si tienes hijos, sin importar si son bebés o niños, seguro ya te acostumbraste a los resfriados. Por experiencias anteriores, conoces los primeros síntomas que los chicos manifiestan para tomar medidas y evitar que un resfriado común se complique y derive en enfermedades como la bronquitis.

En Pediatría y Familia nos preocupamos por la salud de tu familia. Por ese motivo, hoy te explicaremos qué es la bronquitis y  cómo detectarla a tiempo.

‘Bronquitis’ es el nombre que recibe la inflamación de los bronquios y las vías aéreas bajas. Puede ser de origen viral, bacteriano, o ser producto de alergias o irritantes como el humo de cigarrillo, polen o polvo. En los niños, la mayoría de casos que se presentan son consecuencia de una infección viral.

Contrario a lo que se cree, no es una dolencia típica del otoño o el invierno sino que puede darse en cualquier época del año.

Al principio, esta dolencia se manifiesta como el inicio de una gripe común. Es posible que tu hijo presente fiebre ligera, entre 37.6 a 38.4 grados, dolor de garganta, secreciones nasales y escalofríos. Sin embargo, el síntoma que alerta de una posible bronquitis es la tos.

¿Por qué la tos y no otros signos?

Cuando el virus que produjo la infección se extiende, las vías aéreas se estrechan y llenan de mucosa o pus. Esto impide el paso libre del aire y dificulta la respiración. La tos aparece como una respuesta del cuerpo para despejar las áreas obstruidas y así, dejar pasar cierta cantidad de aire.

En el caso de la bronquitis, la tos comienza como una tos seca que, paulatinamente, se convierte en una tos con expulsión de flema verde o amarillenta. En los casos más severos de tos, el niño puede tener arcadas o vomitar.

También notarás un sonido característico, parecido a un silbido, que los médicos llaman ‘sibilancia’. Se produce como consecuencia del estrechamiento de las vías respiratorias y desaparece por sí solo cuando la afección es superada.

Si tu hijo enfermó de ‘bronquitis aguda’, el tipo de bronquitis más común, los médicos recomiendan reposo. Normalmente, esta infección desaparece en pocos días sin necesidad de medicinas. Sin embargo, si notas que la fiebre persiste o que el niño tose sangre no dudes en llamar al médico lo más pronto posible.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Síndrome de Stickler afección en niños y sus articulaciones

Aunque no existe cura para el síndrome genético, los tratamientos pueden ayudar a controla…