Pediatras piden prudencia ante reapertura de las escuelas en medio de la pandemia

362
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no abrir las instituciones educativas hasta no tener una vacuna o al menos un tratamiento con el que se pueda contrarrestar este nuevo virus.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Por: Diana Castañeda

Pese a que los niveles de contagio por el SARS-CoV-2 en América Latina continúan en aumento, varios países de este continente, incluyendo Puerto Rico contemplan la posibilidad de retomar las clases presenciales en las escuelas privadas y oficiales.

De hecho, debido a que más del 80% de la población puertorriqueña ha dejado la cuarentena obligatoria para retomar sus actividades económicas, la isla ya cuenta con centros de cuidado infantil abiertos.

Ante esto, la doctora Carmen Suárez, presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría expresó para nuestro medio aliado la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) que, aunque esta decisión no ha sido oficializada por el gobierno de Puerto Rico, se debe tener en cuenta que el nivel de contagios en la isla no ha sido tan riguroso como en otros países.

“La realidad es que afortunadamente en Puerto Rico no ha habido una crisis severa por el COVID-19. Las ocupaciones de los hospitales, los pacientes en intensivos, la mortalidad y el índice de contagio no ha sido tan alarmante como en otros lugares. Hubo unas medidas de prevención bien estrictas la cuarentena forzada y aparentemente ha dado resultado. Siempre estará la preocupación de comenzar a abrir toda la economía y los centros escolares o cuidos infantiles, y que se dispare la infección”, manifestó la también pediatra.

De igual forma, la doctora Suárez mencionó que desde la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría entienden que se están realizando capacitaciones al personal con el fin de evitar la propagación del virus en estos centros escolares.

Sin embargo, la preocupación de los padres va más allá de una pérdida de año escolar y temen exponer a sus hijos ante el virus que todavía está en su pico alto de contagio.

“La situación es que muchas madres y padres trabajan y tienen necesidad de que alguien se quede con los menores. Así que lo que está sucediendo ahora en el país es entrenando a la población que va a estar al cuido de todos esos infantes para poder reabrir con las medidas de precaución” aduce la galena.

Pero ¿están los países realmente preparados para una reapertura escolar? Un nuevo documento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que reabrir las instituciones educativas puede ser algo precipitado en esta época, ya que todavía no se sabe con exactitud la transmisión y la gravedad del coronavirus en los niños, y pide que antes se reflexione sobre la epidemiología de la zona en la que se encuentran los centros de educación y sus capacidades de mantener las medidas de higiene.

Los niños: los menos vulnerables pero el mayor foco de contagio

Si bien es cierto que los menos afectados ante este virus han sido los infantes, también es de considerar que, por ser pacientes asintomáticos -en su mayoría- pueden ser el mayor foco de propagación del nuevo coronavirus.

Ante esto, el doctor Orlando Brinn, especialista en salud infantil se refirió durante entrevista con la Revista MSP recordando que la educación virtual ha sido muy favorable en esta época y que, se puede seguir promoviendo.

“Tenemos que tener mucho cuidado porque son nuestros niños (…) Sin embargo, los niños pueden ser asintomáticos y pueden llevar el virus a sus casas. A los estudiantes es necesario darles un periodo de preparación, hablar con ellos sobre los cuidados y las precauciones para que puedan comenzar a salir a sus clases y tranquilizarlos, enseñarlos a toser y usar las mascarillas”, recomendó el pediatra.

Vea aquí la entrevista completa con el Dr. Orlando Brinn

Además, el galeno boricua explicó que la Asociación Americana de Pediatría recomienda que cualquier persona que esté en contacto con niños debe hablarles del virus y manifestarles las precauciones que se deben tener en esta época.

Entre tanto, los pediatras coincidieron en que, si un niño presenta síntomas como catarro, fiebre u otras manifestaciones debe quedarse en casa y flexibilizar la educación virtual hasta que baje el nivel de contagios por COVID-19.

Asimismo, la presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría concluyó que “oficialmente no se ha dicho nada, así que yo todavía no puedo decir que en agosto, que es el mes que en Puerto Rico comienza el curso escolar regular, se comience. No hay información sobre eso. Todavía hay muchos colegios privados que están viendo las alternativas, considerando la educación por Internet, pero tampoco se ha manifestado nada en concreto de lo que va a pasar en agosto con las escuelas”.

Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ante la apertura de las escuelas

La doctora María José Mellado, presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP) subraya a través de una publicación expuesta en un comunicado sobre la importancia de “prever adecuadamente cómo y en qué condiciones debe producirse la vuelta a los colegios, y qué medidas son necesarias desde una visión de salud pública para garantizar la seguridad de los menores y minimizar el riesgo de transmisión”.

Al respecto, la AEP propone que en cuanto la situación epidemiológica lo permita, se organice la reapertura de todas las actividades escolares.

“Esta reapertura deberá será paulatina y progresiva y deberá contemplar recomendaciones específicas para cada grupo de edad, siendo su aplicación y la incorporación a las actividades habituales educativas de cada grupo de alumnos consensuada con los expertos en educación”, comenta la doctora Mellado.

Decisión de la OMS

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no abrir las instituciones educativas hasta no tener una vacuna o al menos un tratamiento con el que se pueda contrarrestar este nuevo virus.

¿Qué debería considerarse al decidir el cierre o la reapertura de escuelas?

La decisión de cerrar parcialmente o reabrir las escuelas debe guiarse por un enfoque basado en los riesgos para maximizar la educación y beneficio para la salud de los estudiantes, profesores, personal y la comunidad en general, y ayudar a prevenir un nuevo brote de COVID-19 en la comunidad.

La OMS, el UNICEF y la FICR han publicado directrices sobre la prevención y el control de COVID-19 en las escuelas considerando una evaluación general de los riesgos para la salud que incluyen los factores epidemiológicos, el sistema de salud y las capacidades de salud pública, la comunidad y la capacidad del gobierno para mantener el apoyo social y económico a los más vulnerables.

En un marco reciente de al reabrir las escuelas, los asociados ponen de relieve seis dimensiones clave que deben tenerse en cuenta al planificar: la política, la financiación, las operaciones seguras y el aprendizaje, llegando a los más marginados y a los que están más protegidos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Es normal que mi hijo apriete los dientes mientras duerme?

El bruxismo infantil se define como una actividad mandibular repetitiva que se caracteriza…