¿Por qué los adolescentes están “siempre” cansados?

152

Es común que en los adolescentes se presenten frecuentemente alteraciones del sueño: no duermen lo suficiente ya sea por el manejo de horarios extensos en sus actividades diarias, o porque pasan tiempo demás en sus teléfonos. O por el contrario, intentan conciliar el sueño desde temprano, pero simplemente no pueden.

En esta etapa de vida, es importante respetar la higiene del sueño. Los jóvenes necesitan entre 8 a 10 horas de sueño diarias para mantener una salud óptima y mantenerse con energía durante el día. Pero desafortunadamente, son pocos quienes siguen al pie de la letra esta recomendación de los especialistas.

Esto trae consigo diversas consecuencias como la incapacidad de concentrarse, irritabilidad, problemas de comportamiento, mal humor. Incrementan los riesgos de accidentes, lesiones, aumento en la presión arterial, obesidad, diabetes y depresión.

Durante la adolescencia, el reloj circadiano (o reloj interno) sufre un reajuste, al parecer, debido a la producción de la melatonina en horas de la noche, lo que hace que les sea más difícil conciliar el sueño. Ahora bien, esta no es la única razón, pues el uso del móvil y la exposición a la luz de las pantallas puede alterar el ritmo circadiano retrasando, aún más, el sueño.

Otras posibles causas

  • Narcolepsia: Es el sueño repentino o la extrema debilidad muscular durante el día. Se presenta, generalmente, en períodos cortos de tiempo.
  • Apnea obstructiva de sueño: Durante el reposo, las vías respiratorias se cierran un poco estrechando así el paso del aire. Es común que se presenten ronquidos o jadeos en mitad de la noche, si este es el caso del menor.
  • Medicamentos: La administración de algunos medicamentos pueden causar problemas para dormir.

Mejora los hábitos de sueño en casa

  • La creación de rutinas antes de dormir son efectivas para acostumbrar al cuerpo a descansar en un horario establecido, tanto entre semana, como los fines de semana.
  • La exposición a la luz del sol puede mantener el reloj interno estable.
  • Las siestas durante el día pueden ser muy beneficiosas para recuperar energía durante el día, pero no deben superar los 30 minutos, para que no interfiera con el sueño durante la noche.
  • Hacer ejercicio es una buena manera de conciliar un sueño más profundo y reparador.
  • Evita que utilicen dipositivos electrónicos al menos 30 minutos antes de acostarse, pues especialistas afirman que el tiempo de retraso en el sueño de la mayoría de los adolescentes, está relacionado con el tiempo que pasan usando sus teléfonos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Adolescente: 5 tips para combatir el mal olor corporal

Los cambios del olor corporal son completamente comunes y normales en la adolescencia debi…