¿Aprenden los bebés a tener sentido del humor de sus padres?

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Los científicos aseguran que el sentido del humor no se hereda: se aprende.

Los doctores Gina Mireault, John Sparrow y Johnson State College, de la Universidad de New Hampshire, escogieron bebés de entre 6 y 12 meses. Los bebés tenían que participar del experimento junto a sus padres.

Los investigadores representaban escenas curiosas y absurdas. Buscaban la risa de los padres. ¿Qué hacían los bebés? Miraban la escena indiferentes y luego observaban a sus padres. Al comprobar que ellos se reían, empezaban a reír. 

Después, probaron el mismo experimento con niños más grandes, de entre 1 y 3 años de edad. Estos niños ya no buscaban el referente de sus padres. Observaban atentos la situación cómica y comenzaban a reír. 

Los investigadores llegaron a esta conclusión

El sentido del humor no se hereda, sino que se aprende. Así que los típicos bebés risueños no nacen así. Ni tampoco los que parecen tener mal genio. Los padres tienen que ver mucho con todo esto.

«La etapa en la que los bebés comienzan a formar el sentido del humor, es entre los 6 y los 12 meses, etapa en la que buscan a sus padres como referente a la hora de expresar las emociones. A partir de los 18 meses, los bebés ya son capaces de crear sus propias acciones cómicas, buscando las risas en los demás»,

afirman.

La pregunta es… ¿y por qué entonces los hermanos pueden ser tan diferentes? ¿Por qué uno puede ser risueño y encantador y otro puede parecer enfadado todo el día? La respuesta, según los expertos, es la siguiente:

«El buen humor no se hereda, sino que se aprende, pero el temperamento sí es algo innato y éste potencia o limita la capacidad de desarrollar lo aprendido, dependiendo de su personalidad, de su autoestima y de su carácter«.

Cómo puedes enseñar a tu hijo a tener sentido del humor

  • Desde recién nacido, muestra con gestos las diferentes emociones básicas. Es esencial que sepan relacionar las emociones con la expresión de la cara.
  • A partir de los 6 meses, utiliza juegos de marionetas y cuentos teatralizados para representar escenas divertidas. Ríe con carcajadas cada vez que algo parezca gracioso. 
  • Evita mostrar constantemente tu mal genio cuando estés enfadado. Ríe más delante de tu hijo. Recuerda que entre los 6 y 12 meses eres su gran referente.
  • Fortalece el vínculo con tu hijo y ayuda a que aumente su autoestima. Una buena autoestima favorece el sentido del humor.
  • La personalidad continúa formándose hasta la adolescencia. Aprovecha para inculcar el sentido del humor. Un niño serio puede tener sentido del humor. No es incompatible.

Guía infantil

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Amamantar a tu bebé previene el cáncer de mama

En ocasiones la lactancia materna podría disminuir el cáncer de mama. Al respecto, Armando…