¿Cómo saber si tu bebé tiene hambre?

Saber identificar si tu bebé tiene hambre puede tomar su tiempo, como todos sabemos durante los primeros meses de vida el menor se expresa mediante el llanto para manifestar distintas necesidades, entre ellas la de comer. Si eres madre primeriza puede que te lleve más tiempo aprender a distinguir el llanto de tu hijo.

Cuando tu bebé tiene hambre suele llorar más fuerte de lo normal, con algo de desespero. Sin embargo, estos datos pueden ser irrelevantes en algunas ocasiones, debido a que también puede confundirse con el llanto que emiten cuando tienen algún tipo de dolor o malestar.

A continuación te dejamos algunas de las señales complementarias que te pueden ayudar a confirmar que efectivamente tu hijo tiene hambre.

  • Abre y cierra su boca mientras llora, además pasa la lengua por sus labios como saboreando.
  • Se lleva sus manos a la boca y empieza a succionar. Acuérdate que los bebés no solo succionan por hambre, también lo hacen por gusto y/o satisfacción. Debes aprender a diferenciar estas dos. Puede que hacer esto lo tranquilice por uno minutos, pero si se trata de hambre, tu bebé succionará por un rato y al darse cuenta que su mano no satisface su necesidad empezará a llorar nuevamente.
  • Puede empezar a girar su cabeza de un lado a otro, esto en búsqueda del pecho o alimento.
  • Una de las formas más fáciles para saber si tu hijo tiene hambre es acercar tu mano a distintas partes de su cara, cuando sienta el contacto intentará dirigir sus labios hacía la mano para empezar a succionar. Es una clara señal que te permitirá saber tu bebé aún tiene hambre.

Ten en cuenta que ante el llanto de tu bebé debes mantener la calma, no te desesperes e intenta encontrar la causa. Además recuerda que la cantidad y frecuencia de las comidas de tu bebé van cambiando a medida que crece, así que no te angusties si está comiendo un poco de más.

Todo es un proceso, irás aprendiendo con el tiempo a conocer a tu hijo e identificar la causa por la que llora tu hijo. Por lo pronto es importante que estés atenta(o) a cualquier comportamiento anormal del pequeño y atenderlo de forma rápida.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

El crecimiento del niño puede fluctuar

Durante la etapa de crecimiento el peso o talla de tu hijo puede acelerar o ralentizar sin…