Conoce cómo la psicología ayuda a la prevención de accidentes mortales en la infancia

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Las lesiones han superado a las enfermedades infecciosas como la principal causa de muerte de niños en todo el mundo, y los psicólogos tienen el conocimiento necesario para ayudar a predecir y prevenir contratiempos mortales en la infancia.

«Muchos factores diferentes contribuyen a las lesiones no intencionales, por lo que, si podemos detener al menos uno de estos factores de riesgo, la lesión podría prevenirse, e incluso podamos prevenir lesiones que anteriormente se consideraban accidentes inevitables» ;

asegura David C. Schwebel, de la Universidad de Alabama Birmingham (Estados Unidos) posiblemente

Las lesiones fueron responsables de la muerte de más de 11.000 y las visitas a urgencias de más de 6,7 millones de niños estadounidenses en 2017, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El proyecto Global Burden of Disease estima que más de 2 millones de niños menores de 19 años en todo el mundo murieron como resultado de lesiones en 2017.

Factores de riesgo

Schwebel describió un modelo que los psicólogos podrían usar para reducir las lesiones accidentales en los niños. El modelo agrupa los factores de riesgo en tres categorías:

  • Basados en el medio ambiente o entorno
  • Basado en el cuidador
  • Según el niño

Según Schwebel, cada categoría contribuye de alguna forma a casi todos los incidentes, y la prevención de un solo factor de riesgo podría evitar que ocurra una lesión.

Factores basados en el entorno 

Estos pueden incluir muchos aspectos diferentes del entorno con el que los niños interactúan. Por ejemplo, los niños podrían ahogarse con los juguetes si no están bien diseñados o se lesionan en un accidente automovilístico debido a un asiento de automóvil instalado incorrectamente.

Ejemplo

Se pusieron en comparación el aspecto y la forma de las botellas que contienen jugo o combustible para antorchas. A los niños se les mostraron muchas botellas, algunas con combustible de antorcha y otras con jugo, y se les preguntó si las tomarían o no.

Los niños tendían a identificar los líquidos en botellas de plástico transparente como bebidas y aquellos en recipientes opacos como no bebidas. Después de que se publicaron los hallazgos, hubo cambios evidentes en la industria del combustible de antorcha a medida que el combustible comenzó a venderse en botellas opacas oscuras.

El cuidador (padres, maestros…)

Los factores basados en el cuidador pueden involucrar a cualquiera que esté supervisando a un niño. Según Schwebel, los maestros de preescolar a menudo pueden estar mal pagados y fatigados por el intenso trabajo de supervisar a los niños durante todo el día y, a veces, usar el tiempo de juego al aire libre como un descanso para sí mismos, lo que permite que los niños corran libres, a pesar de que la mayoría de las lesiones en los preescolares ocurren en los patios de juego.

«Para resolver este problema, desarrollamos el Programa de Estampillas de Seguridad donde los niños usan una etiqueta con su nombre y los maestros tienen estampillas para recompensar a los niños en sus etiquetas con su comportamiento seguro»,

explica.

Aunque en la superficie esto parece enfocarse en recompensar a los niños por un comportamiento seguro, su objetivo principal es lograr que los maestros se involucren y presten atención.

Los propios menores

Los factores basados en los niños incluyen las habilidades motoras, por ejemplo, cómo los niños perciben su entorno y cómo interactúan con los demás.

Estas habilidades varían mucho según la edad, por lo que se necesitan diferentes enfoques para enfrentar los riesgos. Por ejemplo, los niños de 7 años luchan más con las demandas cognitivas de cruzar la calle que los de 14 años.

Las intervenciones para los factores basados en el niño pueden incluir el refuerzo de prácticas comunes de crianza, como enseñar a los niños a cruzar la calle de manera segura o mostrarles cómo interactuar con perros callejeros.

«A nivel mundial, estamos en medio de una disminución sin precedentes en la carga de salud por enfermedades contagiosas e infecciosas. A medida que el mundo se desarrolla, los riesgos para la salud cambian«;

apunta Schwebel.

Los psicólogos tienen la experiencia, la teoría conductual necesaria y las metodologías necesarias para comprender y tomar medidas para prevenir la importante carga de salud de las lesiones no intencionales.

Fuente: ABC

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Conoce
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Cirugía de bypass gástrico antes del embarazo reduce riesgo de defectos de nacimiento

Según un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association, las …