Hidrocefalia: prevención y cuidados necesarios durante el embarazo

Hidrocefalia: prevención y cuidados necesarios durante el embarazo
Por: Redacción Pediatría y Familia

La Hidrocefalia, según el Diccionario de Medicina, es un término proveniente de la palabra griega hydro que significa agua y kephalé cuyo significado es cabeza. Por ende, la neurocirugía y la neurología estiman la fusión de estas dos palabras (Hidrocefalia) como la “dilatación ventricular originada en bloqueo de la circulación del líquido cefalorraquídeo”. Es decir, la acumulación de líquido en el encéfalo. Debemos resaltar que dicho líquido no es agua sino líquido cefalorraquídeo. Dicha acumulación tiene como consecuencia que los ventrículos del cerebro se dilaten de una manera diferente a la normal. Esto provoca, a su vez, una presión más alta en los tejidos craneales.

La Hidrocefalia congénita es la que se manifiesta desde el momento en que nace el bebé y está determinado por factores genéticos y ambientales durante el período de gestación. Otras de las causas son la espina bífida (defecto de nacimiento) o la obstrucción del acueducto cerebral.

Por otro lado, la hidrocefalia adquirida puede aparecer en los primeros meses del bebé o incluso en su adultez. Aunque se trata de una condición existente al nacer. La meningitis o los tumores cerebrales son otros de los factores que pueden provocar la hidrocefalia.

Esta enfermedad afecta de maneras diferentes, teniendo en cuenta la edad. En el caso de los bebés, provoca que su cabeza se hinche y provoque, a su vez, deformaciones. Esto puede provocar retrasos en el crecimiento y, en casos de gravedad, vómitos y convulsiones.

El proceso de gestación es un momento trascendental para el desarrollo del futuro bebé, pues es cuando existe mayor predisposición a esta u otras enfermedades. Los especialistas recomiendan que, durante el último trimestre de embarazo, se consuma el ácido fólico de manera adecuada. La hidrocefalia puede darse, además, debido al contacto con heces fecales de felinos, la ingesta de carnes mal cocidas o frutas mal lavadas. Como vemos, esta es una enfermedad que puede prevenirse con un embarazo sano.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Cómo afecta el calor al embarazo

Si estar embarazada ya de por sí hace que suba la temperatura corporal (sobre todo por los…