La meningitis en la adolescencia

707

Puede costar creerlo pero sí. Durante la adolescencia, los jóvenes se ven expuestos con mayor fuerza a la meningitis después de sus primeros años y pueden contraerla. Según datos de los especialistas, en la adolescencia, entre los 15 y los 19 años, esta enfermedad tiene un nuevo pico de incidencia luego de la etapa de riesgo inicial, que sucede en los primeros 4 años de edad.

Este factor de riesgo sumado a los cambiantes hábitos sociales de los jóvenes actuales, en los que existe una mayor tendencia a compartir objetos, asistir a eventos y espacios multitudinarios o la tendencia a viajar por diferentes países, son una alerta para los pediatras, quienes recomiendan a los adolescentes revisar su calendario de vacunación y completarlo, especialmente para reforzar sus defensas ante el meningococo, causante de la meningitis meningocócica.

¿Qué es la meningitis meningocócica?

Como se mencionó anteriormente, esta es una infección causada por el meningococo, una bacteria que habita en la nariz y la garganta de personas sanas o sin síntomas. De hecho, los expertos estiman que un 25% de adolescentes son jóvenes portadores del meningococo aunque no presenten ninguna alteración en su salud.

Sin embargo, en contados casos, cuando la infección se desarrolla puede provocar secuelas graves o hasta la muerte del afectado.

La vía de contacto de esta bacteria es igual a otras: a través de contacto directo con el portador, por medio de tos o estornudos. Si el contacto con la persona es muy cercano, las probabilidades de contraer el meningococo son mayores. De ahí que los focos de transmisión más comunes sean el círculo familiar, el grupo escolar, residencias estudiantiles o campamentos.

También hay otros factores que contribuyen a la transmisión como el intercambio de saliva (compartir bebidas o utensilios, cigarrillos o besos), haber sufrido una enfermedad infecciosa recientemente o exponerse al humo del tabaco con regularidad.

¿Cuáles son los síntomas de esta infección?

La meningitis se manifiesta con dolor de cabeza, rigidez de cuello y fiebre muy alta. A veces también se presenta fotofobia, confusión, sueño exagerado y vómitos. Ante la presencia de estos síntomas, el afectado debe acudir inmediatamente a urgencias para iniciar su tratamiento y evitar un brote de meningitis.

En caso de padecer meningitis, el hospital debe emitir una alerta sanitaria. Las personas con las que el infectado haya tenido cualquier tipo de contacto deben asistir a urgencias para frenar el posible desarrollo de la enfermedad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Dolor testicular en niños y adolecentes

Para hablar de dolores testiculares, debemos iniciar hablando de los testículos. Estos son…