Importancia de la nutrición durante la etapa neonatal

230
En los casos en los que la madre no produzca la suficiente leche materna se debe alternar con la de fórmula para evitar que el bebé quede con hambre y mal alimentado.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Por: Diana Castañeda

Si bien es cierto que el alimento ideal para los recién nacidos es la leche materna, se debe tener en cuenta que existen casos excepcionales en los que es necesario acudir a la fórmula. Para hablar de este tema la doctora Sylvia Arce, pediatra y presidenta de AMPRO aclaró durante entrevista con la Revista de Pediatría y Familia sobre los mitos que existen alrededor de este tipo de alimento durante el periodo neonatal.

La leche materna provee todos los requisitos para la nutrición de los recién nacidos y, principalmente posee una serie de ventajas en cuanto a los anticuerpos que genera, y que, el bebé necesita desarrollar durante los primeros tres meses de vida.

“Este alimento nos sirve, además, para proteger a los bebés de enfermedades o virus a los que se exponen durante el primer periodo de nacidos. La leche materna contiene los suficientes nutrientes como proteínas y grasas, así que durante el periodo neonatal la primera opción siempre debe ser este alimento, tanto para los bebés que nacen a termino (en la semana 37) como para los prematuros”, expone la doctora Sylvia Arce.

Por otra parte, existen ocasiones en las que la madre no puede lactar, para lo que la presidenta de AMPRO sugiere que se deben realizar modificaciones y proveer al bebé otro tipo de alimentación a base de fórmulas maternizadas.

“Es importante recalcar que el recién nacido no necesita nada adicional a lo que es la leche, bien sea materna o de fórmula. Hablamos por ejemplo del agua, en lo que la leche materna proporciona entre un 80% a un 90% de agua, al igual que la formulada, así que el bebé no necesita suministro del agua que es uno de los mitos que existen alrededor de la nutrición neonatal”, aclaró la especialista en pediatría.

Entre tanto, la Dra. Arce mencionó para la Revista Pediatría y Familia que no es necesario el suministro de té, ni ningún otro líquido que no sea la leche materna o de fórmula maternizada.

Tiempos de alimentación para el recién nacido

La alimentación del lactante es primordial para mejorar la supervivencia infantil y fomentar un crecimiento y desarrollo saludables.

Los especialistas coinciden en que los neonatos deben ser alimentados a libre demanda, y que, puede considerarse que esto sea alrededor de ocho a 12 veces durante el día, cada dos o tres horas, aproximadamente.

En los casos en los que la madre no produzca la suficiente leche materna se debe alternar con la de fórmula para evitar que el bebé quede con hambre y mal alimentado.

“En el caso de los niños que por diversas razones la leche materna no les provee lo necesario una de las cosas que se pueden hacer es alternar una toma de leche materna con una toma de fórmula maternizada. Sin embargo, lo ideal es pensar siempre en la lactancia y esto depende de una buena alimentación e hidratación de la madre”, explica la pediatra.

¿Puede la leche de fórmula generar estreñimiento al bebé?

Las leches recomendadas para los bebés son maternizas, es decir, que tienen todos los requisitos y los nutrientes ideales, incluso un alto porcentaje de agua para que los recién nacidos no se vean afectados.

La pediatra Sylvia Arce reconoce que, hay un mito en cuanto a que el hierro que contienen las leches formuladas produce estreñimiento, ante lo que asume que este mineral es muy importante en la alimentación neonatal e infantil para el debido desarrollo de los niños.

“El estreñimiento se puede presentar por otras causas que deben ser consultadas con el profesional de la salud, y no se recomienda proporcionar a los bebés nada para combatir esto sin que el médico lo autorice”, concluye.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados