¿Qué es la Navidad para los niños?

Cuando se habla de la Navidad, es común pensar en fiestas, regalos, decoración  y comida. Una época en la que la esperanza y el optimismo superan la tristeza o las situaciones conflictivas que en algunos casos son una constante.

El espíritu navideño nos hace sentirnos más cercanos a los demás y recuperar ese espíritu infantil que dejamos a un lado el resto del año. Y qué mejor forma de hacerlo que reunir a toda la familia para celebrar el nacimiento del niño Jesús, la llegada de Papá Noel o el Día de Reyes.

Aquí algunos datos importantes sobre la Navidad que puedes compartir con tus hijos:

¿Por qué se celebra la Navidad?

Humira – 300

La palabra Navidad procede del latín ‘nativita’, que significa nacimiento. La razón de esta fiesta se centra en el nacimiento del Niño Jesús, hijo de la Virgen María y San José; por este motivo abarca un mensaje de esperanza, unión, paz y amor.

¿Cuándo se celebra la Navidad?

Los historiadores creen que la fecha real en la que nació el Niño Jesús fue en abril o mayo, sin embargo, tradicionalmente la Iglesia Católica lo celebra el 25 de diciembre y las ortodoxas el 7 de enero. Durante el tiempo de Adviento, que son los días previos al 25 de diciembre, los cristianos se preparan para ese momento renovando sus creencias y compromisos.

¿Qué diferencia las fiestas navideñas de otras?

En estos días de fiesta, las casas, edificios, calles y plazas se visten con figuras navideñas brillantes y coloridas que hacen que muchos corazones se llenen de nuevas y renovadas ilusiones y esperanzas.

¿Por qué es tan importante la Navidad para los niños?

Para los niños, estas fiestas navideñas suponen muchos momentos de magia y fantasía. Durante la Navidad se producen diversos hechos significativos que les permiten compartir con toda su familia y amigos.

¿Cómo se celebra la Navidad?

Es tradicional reunir a toda la familia para cenar en Nochebuena, Nochevieja o el Día de Navidad o de Reyes; enviar y recibir tarjetas navideñas, ‘Christmas’, a nuestros conocidos para felicitarles las Pascuas; esperar con gran expectación la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos; montar el Belén, o pesebre, y el árbol de Navidad; decorar ventanas, puertas y paredes con campanas, velas, ángeles o cualquier figurita navideña.

Humira – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Familia
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Niños diabéticos no necesitan una dieta rigurosa

Jean Mitchelle Vélez Especial para Pediatría y Familia A  diferencia de otras enfermedades…