¡Lee cuentos antes de dormir!

Niños de antes y niños de ahora han hecho la misma petición durante cientos de noches: ¡Mamá, Papá, léeme un cuento! pero más allá de ser un pasatiempo o una forma para que tu hijo se acostumbre a dormir, la lectura de historias tiene efectos positivos sobre los bebés y niños.

En un mundo sobrecargado de pantallas, ruidos e información, el silencio de un libro es un descanso estimulante para el cerebro. Aunque cada vez los niños y adolescentes que leen son cada vez menos, la lectura en las noches crea interés en los niños por descubrir lo que esconden nuestras bibliotecas.

Es decir, cuando no imponemos la lectura podremos crear en nuestros hijos el hábito pérdido: leer por gusto y pasión. Si el tiempo de lectura entre padres e hijos inicia desde antes de nacer, los bebés estarán más dispuestos a aprender nuevo vocabulario y reconocerán sonidos facilmente.

En los niños, los cuentos estimularán su imaginación, facilitaran sus procesos de escritura y les ayudará a organizar ideas y resolver problemas. Además, podrán creer en mundos llenos de color en el que el medio ambiente y los animales son sus amigos. Esto fomenta la tolerancia y el respeto a las diferencias.

Klim – 300

La lectura de los cuentos infantiles hacen que nuestros pequeños se preparen mejor para su día a día. Además los recarga de amor y refuerza los lazos familiares.

Klim – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Niños
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Aumenta la autoestima de tu hijo

Por: Redacción Pediatría y Familia Nutrir la autoestima de tu hijo puede parecer una gran …