Mi hijo destroza todo a su alrededor: ¿por qué?

Por: Redacción Pediatría y Familia

Para los padres o cuidadores, resulta un poco sorpresivo e impactante notar que el bebé o el niño parece ‘destruir’ o ‘dañar’ todo a su alrededor. Algunos, especialmente cuando son primerizos, creen que este comportamiento está relacionado con sucesos negativos o con situaciones en las que el pequeño esté bajo estrés o tensión. Sin embargo, aunque no son opciones totalmente descartables, esto es algo que se considera normal.

Así es: los especialistas afirman que la intención del pequeño no es dañarlo todo. Simplemente, esto lo hacen con el objetivo de comprender y explorar el entorno que los rodea. De acuerdo con los expertos en psicología infantil, este comportamiento suele aparecer cuando el niño se acerca o cumple los 2 años de edad. En esta etapa del desarrollo, ante cualquier simple acción, el pequeño se sorprenderá y querrá averiguar mucho más. Por eso, cuando lo ves arrugar papeles y tirarlos al suelo, hacerlo rebotar una pelota…el pequeño solo quiere saber qué ocurre y porqué.

Incluso, la torpeza de tu hijo al jugar o dañar las cosas es un proceso muy beneficioso para su cerebro. Como al niño aún le hace falta pulir sus habilidades, es normal que sus experimentos cotidianos no terminen sin juguetes rotos, descosidos o insalvables para sus aventuras. Y no solo eso, muchas veces, el niño querrá que hagas parte de sus actividades entregando sus juguetes, lanzándolos hacia ti o estrellándolos contra alguna parte de tu cuerpo.

Ojo: diversión con límites

Debes tener en cuenta que esta etapa también conlleva sus riesgos. Por eso, siempre deben estar atentos a los juguetes del pequeños y por ningún motivo permitirle que haga uso de otros objetos, ya que pueden tener contenido tóxico, quebrarse o ser muy pesados para el niño. También, es un momento para comenzar a poner límites al bebé, para que poco a poco comprenda que estas acciones desmedidas pueden hacernos daño.

Klim – 300

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en De 1 a 2 años
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Aumenta la autoestima de tu hijo

Por: Redacción Pediatría y Familia Nutrir la autoestima de tu hijo puede parecer una gran …