Niños que mienten: sepa como identificar esta conducta en sus hijos

3,056

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Según estudios científicos, alrededor del 15 por ciento de los niños mienten deliberadamente, por lo que es necesario saber  cuál es el motivo de este comportamiento y de qué forma puede evitar que su hijo se vuelva un mentiroso.

Esta conducta depende de su desarrollo intelectual; sin embargo, a partir de los 6 años, el niño se dará cuenta de sus mentiras“,

de acuerdo a una revista especializada en temas de niños y familia.

Niños entre los 2 y 4 años

Los niños, a menudo, inventan historias y llenan sus sueños de fantasías. Les gusta la fantasía y mienten o encubren la verdad proyectando un deseo. Los niños de esta edad  no perciben la diferencia entre fantasía, imaginación y realidad. A veces dicen mentiras sin darse cuenta.

Niños entre los 4 y 7 años

Estos niños todavía tienen dificultades para distinguir la realidad de la fantasía. No son capaces de medir el impacto de sus mentiras, ni entender la relación entre causa y efecto ante algunos actos. También, creen que no van a ser regañados si se produce un evento del que no son responsables.

Niños de 6 a 7 años

Los niños han formado sus propios códigos y distinguen mejor la fantasía de la realidad.

Los adolescentes

Buscan su identidad y quieren experimentar diferentes situaciones, adoptar diversas conductas, romper las reglas establecidas por la sociedad, los códigos de anulación de la familia y el desprecio de la patria potestad.

Los especialistas creen que este paso es inevitable y necesario para el desarrollo del adolescente. Una especie de pasaje. Sin embargo, es importante que los padres traten abiertamente el tema de la mentira con sus hijos, compartan sus preocupaciones e insistan en que no es concebible ni aceptable que mientan a menudo o sistemáticamente. Los padres deben ser firmes.

La razón de sus mentiras

Según la revista especializada, la mayor parte del tiempo los niños mienten para evitar sanciones o consecuencias que puedan derivarse de sus acciones. También, pueden mentir por miedo, en su beneficio, por temor al castigo, para atraer la atención de sus colegas, amigos, familiares“.

Es una forma disfrazada de afirmar que existen para que nos preocupemos de ellos.

Mentir puede ser un problema importante cuando el niño causa perjuicio a terceros, actúa por venganza pura o egocentrismo, cuando los padres no pueden confiar en él, afecta a las relaciones con los hermanos, algunos miembros de la familia, amigos, compañeros de clase, compañeros del equipo de deporte, entre otros.

De acuerdo a la revista,  los padres pueden seguir una serie de pasos ante las mentiras de sus hijos:

  • Trata de averiguar por qué el niño está mintiendo. ¿Cuáles son sus motivos? ¿Miente para llamar la atención o son otros sus motivos?
  • Una confrontación, incluso acusatorio, puede dar fruto. Por contra, si el niño está mintiendo por miedo o ansiedad, debes escucharle y reflexionar con él sobre su malestar. Trata de entender lo que le perturba en lugar de abrumarle. Sin embargo, no respaldes la mentira repetida y no minimices los hechos.
  • Prepara, con confianza, el camino para futuras revelaciones. Tienes que lograr que el niño confíe en ti y te cuente la verdad.
    Tranquilízale y pídele que te explique sus motivos.
  • Dile que esperas que la próxima vez sea honesto. Que merece tu confianza y que sabes que no te va a defraudar nunca más.
  • Apuesta por la comunicación. Esto es importante, sobre todo, cuando se presencia una mentira. Háblale con calma, sin acusarle, sin gritos.
    Dale la oportunidad de explicarse y defenderse. Desde tu perspectiva, ante una situación dada, explícale que la mentira no es la única solución.
  • Haz un acuerdo con el niño. Sé firme y claro sobre el castigo reservado al mentiroso, insistiendo en la importancia de la confianza mutua.
  • Si tu hijo miente de manera habitual, es necesario que se lo notifiques a su maestro y psicólogo. Revisa, también, si las normas educativas que estableciste en el hogar son demasiado estrictas o así las percibe el niño.

La publicación también ofrece algunos consejos para evitar que su hijo diga mentiras.

  • Dale buen ejemplo y no mientas, ni siquiera por omisión. Si te encuentra tu hijo mintiendo, admítelo.
  • Enseña a los niños a ver la diferencia entre la vida real y la que se cuenta en los libros o televisión.
  • Si él cuenta historias y embellece los hechos, dile que ha mostrado mucha imaginación pero que te gustaría que contara los hechos tal y como sucedieron, sin agregar detalles que no son ciertos.
  • Con niños mayores de 8 años y adolescentes, sé firme y explícales por qué que la mentira no es aceptable.
  • Es necesario que el niño se dé cuenta de que no puede dañar a otras personas con sus mentiras.
  • Enseña a tu hijo a comunicarse con su conciencia. A escuchar su voz interior que le hará distinguir entre el bien y el mal.
  • Evoca tus años de juventud y cómo respondiste ante ciertas situaciones. Piensa cómo reaccionarías si estuvieras en su lugar. Aconséjale con calma.

Redacción Pediatría y Familia

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Directores escolares puertorriqueños se capacitan sobre vacunación

Bajo el tema Puerto Rico Libre de Enfermedades Prevenibles, los talleres de capacitación …