Señales de baja autoestima en los niños

7,907

Para ayudarte a determinar si su hijo tiene baja autoestima, debes estar pendiente de las siguientes señales. Podrían ser respuestas cotidianas a cómo tu hijo se relaciona con el mundo que le rodea, o pueden ocurrir solo ocasionalmente en situaciones específicas.

“Cuando se convierten en un patrón de comportamiento repetitivo, usted debe poder percibir la existencia de un problema”.

  • Su hijo evita una tarea o desafío sin siquiera intentarlo. A menudo, esto indica un miedo al fracaso o una sensación de impotencia.

  • Se da por vencido poco después de comenzar un juego o una tarea, renunciando a la primera señal de frustración.

  • Engaña o miente cuando cree que va a perder un juego o que no va a obtener un buen resultado.

  • Muestra señales de regresión, al actuar como niño pequeño o de manera tonta. Este tipo de comportamiento provoca que otros niños le pongan apodos o le insulten, lo que añade insultos a la ecuación.

    shutterstock_65745541

  • Se vuelve controlador, dominante e inflexible como una forma de ocultar los sentimientos de insuficiencia, frustración o impotencia.

  • Inventa excusas (“El maestro es tonto”) o minimiza la importancia de los eventos (“No me gusta ese juego de todos modos”), utiliza este tipo de racionalización para culpar a los demás o a fuerzas externas.

  • Sus calificaciones han disminuido o ha perdido interés en actividades habituales.

  • Se aleja socialmente, perdiendo o teniendo menos contacto con los amigos.

  • Experimenta cambios de ánimo, muestra tristeza, llora, presenta arranques de ira, frustración o tranquilidad.

  • Hace comentarios autocríticos como “Nunca hago nada bien”, “No le caigo bien a nadie”, “Soy feo”, “Es mi culpa” o “Todos son más inteligentes que yo”.

  • Tiene dificultad para aceptar cualquier elogio o crítica.

  • Percibe o le preocupan de manera excesiva las opiniones que las demás personas tengan sobre él.

  • Parece que le afecta la influencia negativa de los compañeros y adopta actitudes y comportamientos como el desprecio por la escuela, faltando a clases, actuando irrespetuosamente, robando o experimentando con el tabaco, alcohol o drogas.

  • Es excesivamente servicial o nunca ayuda en casa.

La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Por: Redacción Pediatría y Familia

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Salud orienta sobre vacunas requeridas a estudiantes para el nuevo semestre escolar

Departamento de Salud enfatizó en las vacunas que cada estudiante debe tener al día, para …