¿Tu bebé usa la talla de pañal adecuada?

710

Hoy en día los artículos para bebés se han perfeccionado tanto que elegir los mejores productos es difícil. Y ni se diga cuando se trata del pañal. La variedad en precios y tallas es tan grande abruma a las mamás y papás que buscan la mejor opción para que su pequeño se sienta cómodo durante el día.

La mayoría de marcas diseñan sus pañales según el tamaño y el peso del bebé a cierta edad, aumentan o disminuyen las horas de absorción y a veces, también se basan en el sexo del pequeño. Lo cierto es que, no existe un manual de instrucciones para encontrar el pañal perfecto y especialmente, para identificar el momento en el que bebé cambia de talla de pañal.

¿Ya es hora de cambiar de talla?

Antes de plantearte esta pregunta, considera que hay marcas que ya tienen tallas intermedias en sus catálogos. Puedes saberlo con solo mirar el reverso de los empaques de los pañales de tu marca favorita. Si por desgracia no encuentras que esta posibilidad se adapta a tu caso, ten en cuenta las siguientes señales para saber si es el momento de buscar pañales más grandes.

No compres las tallas pequeñas en exceso: Este error se comete cuando se está preparando la llegada del bebé. Los bebés crecen muy rápido así que puede pasar en cuestión de días o escasas semanas de la talla 0 – 1 a una más grande. Incluso, si tu pequeño nace con un peso superior a los 3 kilos, las tallas para recién nacidos le apretarán y le causarán molestias así que no comenzará su ciclo de pañales desde la primera etapa.

El pañal absorbe menos y hay más derrames: Con un derrame ocasional quizá pienses que cambiaste el pañal con afán y quedó mal, lo cual es natural y a todos ocurre. Pero si notas que los pañales absorben menos horas de las que indican o que los derrames son cada vez más frecuentes, intenta con tallas mayores. En esos casos, no es una marca defectuosa de pañales sino un niño que va creciendo a toda velocidad.

Las bandas de cierre no ajustan por completo: Esta señal es una de las más evidentes. Si en los cambios de pañal te das cuenta que las banditas de cierre quedan un poco levantadas o no alcanzan a llegar hasta el ombligo, cambia de pañal de inmediato. En otros casos, puede que estés usando una talla más grande si las banditas de cierre del pañal quedan superpuestas entre ellas.

Marcas en la barriguita del bebé: Si el pañal está apretado, aparecerán marcas rojas en la cintura o muslos. Otro signo es una dermatitis del pañal que no sane con rapidez. En estos casos, el cambio de talla debe hacerse lo más pronto posible.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al dentista por primera vez?

Por: Redacción Pediatría y Familia Hace ya algunos años, los pediatras recomendaban a los …