Manejo de fiebre en el hogar

11,131
Manejo de fiebre en el hogar

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública
Por: Redacción Pediatría y Familia
Dr. Carlos Fernández-Maymí
Pediatra

Uno de los signos y síntomas más frecuentes a los cuales nos enfrentamos los padres en el hogar es la fiebre. La fiebre realmente no es una enfermedad por si sola, sino es una respuesta del propio cuerpo para combatir infecciones o inflamaciones en nuestro cuerpo. Por ende una persona sana debe responder a una de estos casos con una elevación de temperatura como respuesta de defensa.

La forma correcta de detectar fiebre en el hogar es con el uso de un termómetro y nunca confiar en la palpación como medida de determinar si hay o no fiebre. Existen múltiples tipos de termómetros (rectal, axilar, de oído externo, de la frente o arteria temporal), los cuales todos son adecuados, además de que los podemos adquirir en la mayoría de las farmacias, supermercados y más.

El medicamento preferido es el uso de acetaminofén, para lo cual hay múltiples presentaciones en el mercado (Tylenol, Panadol). Además de varias presentaciones como son las suspensiones orales y los supositorios. Las dosis de estos medicamentos están determinadas por el peso, para lo cual debemos leer las dosis recomendadas en los mismo medicamentos y preferiblemente debemos consultar con nuestro Pediatra para que el nos calcule la dosis adecuada.

Trucos caseros para bajar la fiebre

  • Quitar la ropa del niño para evitar que la temperatura de su cuerpo suba aún más. Vístele con algo ligero, preferiblemente de algodón. Si es un bebé, el pañal ya será suficiente.
  • Mantener al pequeño en una habitación bien ventilada pero que no ofrezca corriente de aire.
  • Bañar al bebé o al niño con agua tibia. El agua fría podría aumentar aún más la fiebre.
  • Aplicar compresas frías con un paño húmedo, limpio y fresco, sobre la frente, la parte posterior del cuello y las muñecas del niño. Eso le hará sentir más aliviado.
  • Ofrecer una dieta líquida al niño para compensar las pérdidas generadas por el sudor y evitar la deshidratación. Es aconsejable que el niño tome agua mineral, zumos de fruta y caldos ligeros. El suero casero también es indicado principalmente para los bebés.
  • Evitar que el niño se mueva. Un niño con fiebre debe descansar para ayudar a que la temperatura de su cuerpo baje.
  • Ofrecer una infusión de girasol hecha con los pétalos secos de esta flor. Dejarlas en reposo por 10 minutos en agua hirviendo, luego filtrar y añadir miel o azúcar. El niño debe beber de 2 a 3 cucharadas, a cada 8 horas.
  • Rodajas de patata cruda en la planta de los pies del pequeño también funciona para disminuir la fiebre. Cuando estén calientes, deben ser cambiadas. Eso refrescará la temperatura del niño.

    Solo se debe llevar el niño a un servicio médico de urgencia cuando el pequeño sea un bebé menor de tres meses, o un niño mayor cuando la fiebre alcance 39 grados centígrados.

Otra de las formas de tratar la fiebre en e hogar lo es el uso de medidas físicas. Como lo es el baño con agua templada, el uso de toallas mojadas y las bolsas de hielo.

En el caso de que se presente una convulsión por fiebre no pierda la calma. No se asocian a ningún daño temporero ni permanente. Proceda a bajar la temperatura con medidas físicas y con el uso de medicamentos a base de acetaminofén.

Una vez controle la convulsión deberá llamar a su Pediatra o referirse a la sala de emergencia del hospital mas cercano.

“Nunca debemos utilizar alcohol ni alcoholado pues son tóxicos que se absorben a través de la piel”.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Beneficios de enseñar a los niños a montar bicicleta

Los niños que se acostumbran a ir en bicicleta van desarrollando un hábito saludable que s…