Consejos de alimentación para embarazadas en Navidad

Para muchas mujeres en estado de embarazo la navidad es una época que demanda mucha fuerza de voluntad, ya que las celebraciones conllevan un sinfín de excesos y cambios de alimentos. Por ello, si durante el embarazo es importante cuidar la alimentación, es muy importante no descuidarla durante las fiestas decembrinas para evitar, sobretodo, consumir alimentos crudos, concretamente pescados y embutidos, lácteos no pasteurizados, y lo más importante, no tomar alcohol.

A continuación encontrarás algunos cuidados específicos que se deben tener en cuenta frente a la alimentación en el embarazo:

  • Asegúrate de que los lácteos que consumes estén pasteurizados: los quesos tipo brie no se deben incluir en tu dieta durante el embarazo.
  • No bebas alcohol.
  • Evita la cafeína: la dosis máxima es de 200mg, que son dos refrescos o un café.
  • No olvides tomar el suplemento de ácido fólico, incluso antes de quedarte embarazada, puesto que un déficit puede provocar defectos graves del tubo neuronal del bebé.
  • Consume una cantidad adecuada de yodo durante la gestación: El yodo es el responsable de la síntesis de hormonas del tiroides. La ingesta debe ser de unos 200 microgramos al día. Alimentos ricos en yodo son los mariscos, las algas, los pescados, y la sal yodada, que se emplea en la cocina. Los pescados con mayor cantidad de yodo son la lubina, el bacalao y la perca.
  • Evita comer en demasía: una dieta adecuada con un ligero aumento de calorías basta (se recomiendan unas 2200 calorías al día).
  • La dieta debe ser variada y equilibrada, incluyendo hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.
  • Si no eres inmune a la toxoplasmosis, debes ser cuidadosa con la higiene de los alimentos que consumes. Lava bien las frutas y las hortalizas, come la carne y los pescados bien cocinados y no ingieras embutidos (salvo que estén previamente congelados). Evita el salmón ahumado, tan típico de Navidad, así como patés y embutidos curados.
  • No olvides que el consumo de agua es muy importante en el embarazo, así como de otros líquidos, para mantener la hidratación adecuada. Facilita la digestión, la eliminación de toxinas y ayuda a aliviar las principales molestias del embarazo como el dolor de cabeza, el estreñimiento y, al contrario de lo que puede pensarse, la retención de líquidos.

 

 

Humira – 300

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Embarazo
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Niveles de plomo en la sangre en mujeres embarazadas y madres lactantes

Redacción Pediatría y Familia El plomo es tóxico y especialmente dañino para el desarrollo…