¡Cuidado! estos alimentos dificultan el sueño en tu hijo

Redacción Pediatría y Familia

Los padres y especialistas reconocen la importancia de la alimentación para el crecimiento infantil. Generalmente, las visitas al pediatra también son un momento para resolver dudas y evaluar si el crecimiento y los progresos del niño son los adecuados. Sin embargo, existen dos aspectos que no siempre se relacionan entre sí: la alimentación y los hábitos de sueño en los niños.

Como para muchos padres, establecer rutinas nocturnas no es un proceso fácil, se adjudican entre las posibles causas de fracaso o éxito a los horarios ya diseñados por la familia, las actividades que se hacen en el día a día y también, al exceso de energía que el niño no logra canalizar y quemar. En otros casos, se considera que los niños no adaptan sus horarios de sueño por un apego excesivo a sus padres.

Aún así, dentro de los motivos más frecuentes también se debe mencionar a los alimentos. De acuerdo con cifras de la OMS, el 90% de niños con trastornos del sueño, los padecen a causa de malos hábitos. Para evitar que esta situación se propague y más infantes tengan problemas a la hora de descansar, presentamos en este artículo los alimentos que los pequeños deben consumir con moderación.

Humira – 300
Klim – 300

3 alimentos que causan problemas a los niños

Cafeína: En las culturas occidentales y orientales, el té o el café son alimentos que hacen parte de la dieta principal. A pesar de su delicioso sabor y de los beneficios demostrados para la salud en adultos, dichas bebidas -entre las que también se cuentan las gaseosas- también son reconocidas por sus niveles de cafeína.

Esta sustancia es perjudicial para los niños ya que es un estimulante cerebral; es decir, recomendada para que el cerebro no disminuya sus niveles de energía. En el caso de los pequeños, la situación es la opuesta. Para que su crecimiento no se afecte, el cerebro necesita de muchas horas de descanso y relajación; ya que en estos momentos es cuando establece nuevas conexiones neuronales y asimila los aprendizajes del día.

Embutidos: ¿Quién no ha recurrido a los embutidos para preparar cenas rápidas? A pesar de que son alimentos que nos ahorran tiempo de preparación y cocción, cuyo sabor es de los favoritos entre infantes y adultos, lo cierto es que las carnes embutidas como el jamón, el chorizo o salchichón causan digestiones pesadas que derivan en imposibilidad de dormir o sueños ligeros.

Es decir, el cuerpo del niño no logra descansar porque debe ocuparse de absorber los nutrientes.

Alimentos grasosos: Estudios científicos demuestran que cenar alimentos ricos en grasa, además de ser dañinos para el sistema cardiovascular, pueden ser causantes de la apnea del sueño, somnolencia diurna e insomnio en la noche. Esta conclusión fue elaborada por una de las investigaciones más recientes, llevada a cabo por la Universidad de Adelaida (Australia)

  • Decir adiós a la cuna

    Hora de despedirse de la cuna

    Para la mayoría de padres, el momento en el que el pequeño debe cambiar la cuna por una ca…
  • ¿Insomnio durante el embarazo?

    De acuerdo con la Clasificación Internacional de los Trastornos de Sueño, el insomnio debe…
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Niños
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Hablar al bebé nutre su cerebro en desarrollo

Redacción Pediatría y Familia Los especialistas y los padres de familia saben que el desar…