5 nutrientes esenciales que nunca debes olvidar en la dieta de tu hijo

579
5 nutrientes esenciales que nunca debes olvidar en la dieta de tu hijo

Los niños a partir de 3 años deben seguir una alimentación completa, sana y equilibrada. Para ello, no debemos olvidar ningún alimento de los diferentes grupos alimentarios, incluidos los lácteos.

Y es que existe una gran carencia en Omega 3 DHA, Hierro, Calcio y vitamina D en muchísimos niños de todo el mundo debido a las siguientes razones.

  • Poco tiempo para cocinar. Los padres de hoy en día tienen poco tiempo para cocinar. Al final, muchos recurren a los platos precocinados o poco elaborados.
  • Alimentos rechazados por los niños.
  • El estilo de vida. El tiempo vuela, y el estrés forma parte de la mayor parte de los hogares. Al final, la falta de tiempo repercute en la alimentación: comidas a deshoras, compras sin pensar demasiado y platos rápidos.
  • Preferencias por ciertos grupos de alimentos. Los niños adoran los alimentos dulces y los basados en los hidratos de carbono como las pastas.

Existen leches de crecimiento y desarrollo específicas para niños a partir de 3 años, con un perfil nutricional adaptado y mejorado para satisfacer en mayor medida sus necesidades nutricionales.

Un pequeño gesto, como es cambiar su vaso de leche de vaca diario por uno de leche y crecimiento, puede marcar una gran diferencia por su impacto directo en la calidad nutricional de su dieta.

Estos son los 5 nutrientes esenciales que nunca debes olvidar en la dieta de tu hijo

  1. Omega3. El Omega 3 DHA es fundamental para el desarrollo del cerebro y los niños españoles ingieren menos del 50% de la CDR (cantidad diaria recomendada).
  2. Hierro. El Hierro tiene un papel fundamental en el desarrollo cognitivo y el 64% de los niños no alcanza la ingesta diaria recomendada.
  3. Calcio. El Calcio y Vitamina D tienen un papel esencial en el crecimiento y desarrollo de los huesos y los niños españoles presentan déficits de ingesta del 75% y 100% respectivamente.
  4. Vitamina D. Poco a poco, aumenta el déficit de vitamina D entre la población infantil. Entre otras causas, como no, desequilibrios en la alimentación y una cada vez menos exposición a los rayos solares.
  5. Yodo. El yodo es esencial para el correcto funcionamiento de la glándula tiroides. Y de su correcto funcionamiento depende en gran medida el buen desarrollo del esqueleto, la regulación de la temperatura corporal y la correcta maduración del cerebro. Se calcula que el déficit de yodo afecta a dos mil millones de personas en todo el mundo.

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

Los niños con autismo tienen una microbiota intestinal distinta

Los niños con autismo, oficialmente llamado trastorno del espectro autista (TEA) presentan…