Importancia del desayuno en los niños

De acuerdo con las recomendaciones nutricionales el desayuno debe aportar el 25% de la energía diaria, lo que permite un funcionamiento adecuado del organismo. El desayuno es considerado como la comida más importante del día porque han pasado muchas horas de descanso, además de la falta de alimento.

El aporte energético y calórico del desayuno es fundamental ya que, al igual que en los adultos, en los niños permitirá mantener un correcto rendimiento cognitivo y físico durante el día.

Según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), un desayuno completo contribuye a:

  • Conseguir aportes nutricionales adecuados.
  • Equilibrar las ingestas.
  • Previene la obesidad en los niños.
  • Mejora el rendimiento intelectual y físico.

¿Cómo es un desayuno equilibrado?

klim4

Un buen desayuno acompañado de suficiente descanso en las noches, fomentará el buen humor y buenos hábitos de alimentación. El desayuno no debe ser muy grande pero si debe estar bien equilibrado, por ello se recomienda:

  • Lácteos, un vaso de leche, un yogur fresco o queso fresco. Aportan calcio y proteínas.
  • Cereales como pan, galletas, pan integral, libres de grasas saturadas y azucares excesivos.
  • Fibra y alguna fruta, para completar nutricionalmente la comida con su aporte de vitaminas.

En la medida de lo posible, disfruta de este tiempo en familia, aunque sea solamente los fines de semana. También, puedes complementar los desayunos con meriendas equilibradas, esto ayudará a garantizar una dieta adecuada, además los niños no llegarán con demasiada hambre o ansiosos a las comidas principales.

Consecuencias de no desayunar

  • Perjudica los niveles de azúcar en la sangre de los niños, afectando el rendimiento físico e intelectual, además de causar mal humor.
  • Durante el ayuno nocturno, el organismo activa su metabolismo de emergencia por la escasez de nutrientes, acumulando energía en forma de grasas. Por ello, si en las mañanas no se desayuna, el estado de alerta se mantiene y aumentan las grasas de reserva.
  • Llegar a las comidas principales con demasiada hambre incitará a los niños a comer rápido y en grandes cantidades, causando indigestión, pesadez, gases y aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad.

Load More Related Articles
Load More In Bebés y Niños
Comments are closed.

Lea también

Alergias y asma infantil pueden ocasionar problemas cardíacos en el futuro

Servicio de Noticias de Pediatría y Familia.com E n un nuevo estudio, se sugiere que los n…